Brief mundial

23 agosto, 2018

Tras el lanzamiento de la campaña de publicidad de De Beers con su nueva colección «LIGHT BOX» en la que se comercializa diamante sintético en torno a un 70% por debajo del precio de mercado actual, las bolsas están movidas y expectantes por saber cuál será su impacto.

Una lógica posibilidad sería que el precio del diamante sintético bajara paulatinamente hasta llegar a los niveles de Light Box y una consecuente subida del precio del diamante real.

De Beers lanzó esta línea con el objetivo de posicionar al diamante sintético como un producto muy económico, con el que un consumidor podría adquirir una joya con piedra CVD de medio quilate con valor de 400$ versus una joya con diamante real con valor de 2.000$.

Ante esta coyuntura, el diamante real podría salir muy beneficiado recuperando su prestigio, ya que el valor percibido será mayor.

Existe un déficit en género de 30 y 40 puntos debido a su alto precio en bruto, creando una elevadísima demanda.

La cotización del pulido actual ha aumentado un 30% y si esta tendencia se mantiene, será problemático para las joyerías.

La cotización del precio del bruto asciende de un 3 a un 5% sin lógica. Las empresas pulidoras se encuentran con una gran dificultad para encontrar bruto a precios razonables y tras la última subida estarán en peores condiciones para seguir fabricando. Esto demuestra que el bruto y el pulido son mundos diferentes y en muchos casos no existe correlación alguna.

Nir Cohen.

This post is also available in: Inglés

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *